Los marcos políticos que utiliza Podemos

Nos parece ahora que el partido político Podemos ha inventado los marcos políticos en Comunicación cuando son herramientas viejísimas de trabajo y no solo políticas. Os recomiendo leer el libro de George Lakoff: “No pienses en un elefante”, para comprender mejor qué es esto de los marcos en la comunicación.

Diríamos que en pocas palabras se trata de elegir y simplificar el mensaje que se trasmite, adaptarlo a la sociedad que te lo está escuchando y repetirlo mil veces hasta que se interioriza sin que se de cuanta quien lo escucha. No es manipulación, es uso, es herramienta que ya emplean muchísimas marcas de consumo y no nos damos cuenta.

“CocaCola es la vida” sería un ejemplo en el consumo, queriendo trasmitir felicidad, alegría, buen rollito.

Pongamos un ejemplo sencillo de los marcos que utiliza el partido político Podemos.

Ellos por ejemplo nunca hablan del capitalismo ni para criticarlo ni para explicarlo. Para Podemos los malos no son los capitalistas, sino “los de arriba”. Parece lo mismo pero no lo es. Para muchas personas el capitalismo y los capitalistas son seres amorfos, antiguos, lejanos, altísimos, inexplicables. Si algo está alejado, si no le ponemos rostro y lo imaginamos, no es posible amarlo u odiarlo.

“Los de arriba” está muy claro para todos quienes son, a quien nos referimos. No coincidimos en su imagen visual, pero todos tenemos enemigos mentales entre “los de arriba”.

El presidente, el alcalde, el cura, el amo de la tierra, el encargado de la ETT que nos sisa pueden NO SER capitalistas, pero sin duda para casi todos son “los de arriba”.

Esta forma de hablar, de explicar y diferenciar el mensaje es la que lleva al éxito y sobre todo a ser escuchado por quien reconoce con facilidad el mensaje.

Podemos es escuchado en sus intervenciones. El resto de políticos NO es escuchado, no se le presta atención, nos ponemos a pensar o a mirar en otro asunto.

Podemos y Pablo Iglesias sobre todo no entra en una tertulia para convencer a los otros tertulianos o periodistas. Él no habla para replicar al resto de tertulianos. Habla para convencer a los espectadores. Habla para explicar a los oyentes. Le da igual qué escucha o qué le dicen el resto de personas en la mesa. Él va a soltar su mensaje con la inteligencia añadida de que nunca se note que está fuera de contexto dentro de la mesa de tertulia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: